ENFERMEDAD POR ÁCIDO CARBÓNICO » Acidosis respiratoria

El ácido carbónico en el organismo actúa como un Buffer; es decir, él es quien se encarga de mantener un Ph adecuado. Pero, en ocasiones existen enfermedades que produce el ácido carbónico en nuestro organismo.

El ácido carbónico se encuentra en nuestro organismo bajo la forma de bicarbonato. Su concentración normal debe ser inferior a 35 mmHg, pudiéndose encontrar en los fluidos del organismo como el plasma, la saliva, entre otros

¿De que se encarga el ácido carbónico?

ENFERMEDADES QUE PRODUCE EL ÁCIDO CARBÓNICO

El valor normal de Ph a nivel sanguíneo varía entre 7,35 a 7,45. Es precisamente el bicarbonato quien se encarga de mantener estos valores dentro de los límites normales. El bicarbonato tiene una enorme importancia desde el punto de vista fisiológico, ya que se encarga de controlar diversas funciones en el organismo, como por ejemplo:

  • A nivel respiratorio controla la presión parcial de oxígeno en los pulmones
  • Y a nivel renal, permite que se pueda ajustar la concentración de bicarbonato a nivel plasmático.

Al mantener el Ph sanguíneo dentro de los valores normales se facilita el paso de oxígeno a los tejidos, lo que a su vez favorece su liberación hacia las células tisulares.

En pocas palabras, el suministro de O2 a las células desde los hematíes dependedel ácido carbónico. Esto, permite su paso a través de la barrera hematoencefálica y el poder de regular el centro respiratorio.

Todo esto permite mantener unos niveles adecuados de Ph. Cuando el Ph se encuentra en valores inferiores a 7,35 se produce una acidosis. Si el Ph sube por encima de 7,45 se produce una alcalosis, lo cual conlleva a un aumento de la concentración de bicarbonato a nivel sérico o plasmático.

¿Qué ocurre que el ácido carbónico no es eliminado de manera adecuada de nuestro organismo?

En condiciones normales, el ácido carbónico es eliminado de nuestro organismo desde los pulmones, a través de la respiración. Cuando este proceso no ocurre, es decir, que el ácido carbónico no se elimina de manera adecuada se produce un trastorno que conocemos como acidosis respiratoria.

La acidosis respiratoria usualmente es ocasionada por patologías de base que presenta el individuo y que traen esta complicación. Enfermedades pulmonares como neumonía, asma, entre otras son algunas de las causantes.

Si se consumen grandes cantidades de alimentos que contengan ácido carbónico, algunas de las manifestaciones que se pueden observar son: flatulencias, irritación intestinal, molestias estomacales, entre otros.

¿En qué consiste la acidosis respiratoria?

La acidosis respiratoria es una de las enfermedades que produce el ácido carbónico, y se trata de un trastorno clínico, que puede instaurarse de forma aguda o puede ser crónico.

Es caracterizado por un Ph arterial disminuido, aumento de hidrogeniones, aumento de la presión parcial de Oxígeno y aumento de la concentración de bicarbonato (HCO3). Que es la forma en la que se encuentra en ácido carbónico en nuestro organismo.

Cuando existe acidosis respiratoria, el paciente presentará la siguiente sintomatología:

  • Hipercapnia de instauración aguda
  • Pueden aparecer: contracciones musculares, temblores, arritmias cardiacas, hipertensión, estupor.
  • Pudiera producirse narcosis por el aumento de las concentraciones de CO2, en este caso el paciente presenta: cefalea, irritabilidad neuromuscular, estupor, coma, desorientación, hipertensión, edema de papila, entre otras.

¿Por qué ocurre?

Esta patología puede ser generada por diversos factores, propios o no del individuo.

Algunas enfermedades son el principal factor desencadenante. Sin embargo, en ocasiones una terapéutica adecuada con el aumento de la dosis requerida de bicarbonato o cualquier medicamento que contenga cantidades variables de ácido carbónico pueden generar esta patología.

Por esta razón, siempre es recomendable antes de ingerir cualquier medicamento que usted desconozca o que no haya ingerido antes, consulte a su médico de confianza para que pueda conocer la dosis adecuada del mismo en base a sus condiciones o la patología que desee atacar.